vino y carne a la brasa

Posted in carne a la brasa, Restaurante Sant Llorenç, on 8 octubre 2019, by , 0 Comments

La carne a la brasa puede hacerse en distintas fuentes de calor como por ejemplo en una barbacoa hecha de leña, piñas o elementos que puedan arder o bien en una barbacoa de carbón. Ambas son fuentes de calor pero cuentan con un poder calorífico distinto y su duración también cambia. Hoy vamos a explicarte cómo conseguir la mejor carne a la parrilla que hayas probado nunca.

¿Cómo conseguir que la carne esté jugosa?

Conseguir las brasas perfectas, es decir, brasas que estén ya maduras, blanquecinas o grises, para poner la parrilla a un nivel adecuado de las brasas, no muy alejado ni muy cerca de ellas es la base para obtener la mejor carne a la brasa. De este modo sólo queda colocar la carne y dejar que se vaya cocinando lentamente para que esté al punto perfecto, hecha pero sin perder su jugosidad. Si acercamos la parrilla demasiado a la brasa o la brasa no está madura porque hay llama, la carne se quemará y quedará seca.

Para conseguir una buena carne a la brasa también es muy importante preparar la carne antes de ponerla a la parrilla. Teniendo la carne a temperatura ambiente al menos una hora antes de cocinarla, condimentarla con algunas hierbas y probar distintos cortes de carne, para notar distintas intensidades de sabor (hamburguesas, chuletas, entrecots…)

El orden para hacer una barbacoa es comenzar por las piezas más grasas (chorizo, pancetas, morcilla…) y después seguir con piezas de pollo (alitas, muslos o pinchos morunos), Y al final se colocan las piezas más grandes, para que puedan ir disfrutándose las piezas pequeñas en la mesa mientras se cocinan estas últimas.

Es importante no echar sal a la carne antes de cocinarla, como muchas veces se hace. Es mejor sazonarla cuando está cocinada para ajustar la sal al gusto y también para que las carnes conserven sus jugos hasta el final de la cocción. Si tiramos la sal en crudo, la carne perderá sus jugos al inicio de la cocción. Y otro detalle importante es que sólo deberás dar una vuelta a la pieza de carne, para que se haga bien por los dos lados.

Vinos que maridan bien

Y para acompañar la carne qué mejor que un buen vino tinto que realce este ahumado y acompañe estas jugosas piezas de carne. Algunas opciones pueden ser el Cune Crianza o el Marqués de Cáceres Reserva, dos opciones perfectas que conjugan muy bien con los productos cárnicos de gran calidad, como los que podrás encontrar en nuestro restaurante. Te ofrecemos muchas variedades de corte como puede ser el solomillo de ternera, el chuletón de buey, la careta, la butifarra negra, el cordero, los pies de cerdo, el secreto ibérico, el entrecot, la pierna de cabrito, el churrasco, el bistec, la panceta, la espalda de cabrito, las galtas, pollo, conejo, lomo… Todo ello para deleitarte con el sabor de la mejor carne a la brasa que hayas probado nunca, ya que nuestro equipo cuenta con una grandísima experiencia en este tipo de cocción y también te recomendamos probar nuestras paellas hechas a la leña.

Continue Reading...
X